Sobre el trabajo infantil

 

 

Creemos que antes de iniciar el camino en este apasionante sector es imprescindible conocerlo en profundidad y por ello queremos difundir el  CÓDIGO DE BUENAS PRÁCTICAS DEL ACTOR EN EL AUDIOVISUAL  Elaborado por la Fundación  First Team  el objetivo fundamental del código es reflejar los valores que se han ido generando dentro de la profesión, para convertirse en una guía de actuación ética que sirva de orientación a sus destinatarios y permita soluciones adecuadas para los conflictos planteados.

Como agencia especializada en jóvenes y adolescentes hemos tenido el placer de poner nuestro granito de arena y aportar nuestro punto de vista acerca de cerca de la intervención  de los menores en cine, teatro y TV  .  A continuación os dejamos con el extracto del código que señala los aspectos mínimos que tenemos que conocer sobre el trabajo de los menores en el sector.

3.5.17- Sobre el Trabajo infantil

 En España, el trabajo de los menores de edad en espectáculos públicos está contemplado legalmente como una excepción a la regla general de prohibición de trabajo de los menores, y siempre debe estar supeditado al pleno desarrollo formativo y personal de los niños.

 La intervención de los menores de dieciséis años en espectáculos públicos sólo se autorizará en casos excepcionales por la autoridad laboral, constando el permiso escrito y para actos determinados. Así se desprende del artículo 2.1 del Real Decreto 1435/85, de 1 de agosto. Concedida la autorización, corresponde la firma al padre o tutor la celebración del oportuno contrato (nunca al representante artístico del menor) requiriéndose también el previo consentimiento del menor, si tuviere suficiente juicio. En lo no regulado por el presente Real Decreto será de aplicación el Estatuto de los Trabajadores y demás normas laborales de general aplicación, en cuanto sean compatibles con la naturaleza especial de la relación laboral de los artistas en espectáculos públicos.

 La Ley 7/2010, de 31 de marzo, regula la comunicación audiovisual de cobertura estatal y establece las normas básicas en materia audiovisual sin perjuicio de las competencias reservadas a las Comunidades Autónomas y a los Entes Locales en sus respectivos ámbitos. El artículo 7 establece los derechos del menor.

 A su vez, los convenios colectivos se han encargado de desarrollar las escasas previsiones legales del Estatuto de los Trabajadores (aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo) y del Real Decreto, adaptando las mismas a los particulares y variados ámbitos artísticos.

 Los dos únicos convenios, existentes hasta la fecha son:

 El Convenio Colectivo del Sector de Actores de Teatro de la Comunidad de Madrid

(BOCM 1996). Relevante el V Convenio Colectivo del Sector de Actores de Teatro de la Comunidad de Madrid publicado el 13 de octubre de 2008.

El Convenio colectivo de actores y actrices de teatro de Cataluña (DOGC 15-3- 2005). Prorrogado y revisado: III Convenio colectivo de trabajo para el sector de actores y actrices de teatro de Cataluña publicado el 12 de junio de 2012. El artículo 11 se refiere al Trabajo infantil.

 Dentro del ámbito teatral, según la Asesoría jurídica de la Unión de Actores, el trabajo de los menores en teatro se supedita a lo establecido en el artículo 15 del V Convenio Colectivo del Sector de Actores de Teatro de la Comunidad de Madrid, en el cual se regulan por primera vez las condiciones de contratación de niños de entre cuatro y dieciséis años para participar en espectáculos públicos teatrales, estableciendo como conditio sine qua non que dicha actividad no comprometa su integridad física, y siempre y cuando cuenten con el consentimiento de sus padres, tutores o representantes legales. Regulación pionera del trabajo infantil en un convenio colectivo de estas características, prohibiendo la participación de menores de cuatro años en cualquiera de los espectáculos públicos del ámbito funcional del presente convenio.

 En la regulación española, Convenio de Teatro, se estable que la actividad laboral a desarrollar por el menor será compatible con el horario escolar ordinario, no pudiendo ser el mismo interrumpido por ensayos ni representaciones.

La jornada máxima de trabajo en teatro para los menores se fija en el convenio de teatro, de cinco horas diarias con un descanso mínimo de media hora. Además, el artículo 6.3 del Estatuto de los Trabajadores prohíbe realizar horas extraordinarias a los menores de dieciocho años.

Los menores no podrán realizar dos o más funciones en un mismo día según el convenio.

En el convenio teatral, se prohíbe la participación de menores en escenas violentas, espectáculos de contenido pornográfico o espectáculos calificados como no aptos para menores.

El V Convenio Colectivo del Sector de Actores de Teatro de la Comunidad de Madrid recoge que el salario del menor será acorde al papel que desempeñe, sin que éste sufra algún tipo de discriminación por su edad.

Según el Convenio de Teatro, artículo 15.5, el menor deberá contar con la presencia de un familiar no más lejano del segundo grado de parentesco o, en su defecto, de una persona dispuesta por la empresa que vele por el bienestar y las necesidades del menor.

 Es muy importante la relación del niño con los padres puesto que el niño empieza en este sector animado por éstos la mayoría de las veces. Ante la preocupación de los padres, es importante la figura del ‘tutor/coach’ que trace el camino y ritmo que mejor se adapte al niño.

 Las fuentes legales que regulan el trabajo de los menores en nuestro país son: la Constitución Nacional, la Convención sobre los Derechos del Niño, el Convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) N° 138, “Convenio Sobre la Edad Mínima de Admisión al Empleo”, ratificado por Ley N° 24.650 y la Ley de Contrato de Trabajo N° 20.744, (t.o. 1976), (Título VIII, “Del Trabajo de los Menores”, artículos 187 a 195).

 Además, el derecho laboral infantil ha sido reforzado en muchos países, y un número de corporaciones internacionales han adoptado códigos de conducta que conciernen el trabajo.En otras legislaciones internacionales existen diferentes normativas. En U.S.A., por ejemplo, SAG-AFTRA (Sindicato de actores EEUU) reconoce especial la situación en un rodaje cuando se emplea a niños:

a) El lugar de trabajo es adecuado al menor.

b) Las condiciones de empleo no son desfavorables a la salud, moral o seguridad del menor (si el menor considera que se encuentra en esa situación, e insiste en ello, no se le requerirá en ningún caso para ese trabajo)

c) La educación del menor no puede ser olvidada durante su participación en el rodaje (el profesor asistirá al menor en el lugar de trabajo, en los momentos de descanso)

d) El menor tendrá siempre 12 horas de descanso después del rodaje hasta el siguiente día, sea día de rodaje o día escolar. Se permite a los mayores de 9 años que no hayan alcanzado los 16 años trabajar hasta 9 horas, excluyéndose los tiempos de comida, pero incluyéndose las horas dedicadas a la escuela.

El trabajo del menor nunca incumplirá las leyes de trabajo infantil que existen en Amnistía Internacional o UNICEF al respecto. La UNICEF no se opone a la participación de los niños en el trabajo, sino que su trabajo está enfocado en la protección de éstos en cuanto a la explotación y abuso en la actividad de trabajo. Permite el trabajo siempre que no afecte negativamente a su salud y desarrollo y no interfiera con su educación.

 Es importante que los gobiernos tengan información de cuántos niños trabajan para buscar respuestas eficaces haciendo que los derechos que prohíben el trabajo infantil se cumplan. En estas líneas, es relevante el artículo 32 de la Convención sobre los Derechos del Niño: Es obligación del Estado proteger al niño contra el desempeño de cualquier trabajo nocivo para su salud, educación o desarrollo; fijar edades mínimas de admisión al empleo y reglamentar las condiciones del mismo’.

Menu